Tips para quienes ofrecen su propiedad.
19362
post-template-default,single,single-post,postid-19362,single-format-standard,bridge-core-2.8.7,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.3,boldgrid-ppb,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-27.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-12
 

Tips para quienes ofrecen su propiedad.

Tips para quienes ofrecen su propiedad.

1-. El precio es clave:

Ajustar el precio de la propiedad en venta al mercado resulta fundamental, pues de esto dependerá el tiempo y ganancias al final de la transacción. Para tener una idea del precio, es importante realizar un estudio del mercado tomando en consideración las características de la propiedad y contrastándolas con algunas propiedades similares en venta de la zona, aunque esto no garantiza la exactitud de la cuantía ni reemplaza el servicio de tasación.

Ahora bien, en el valor también intervienen otras variables como servicios o arreglos adicionales de los que no gozan las propiedades de la zona y que debería tener en cuenta para definir el valor base de venta y a su vez, usarlos como argumento de negociación.

En Urbalia comparamos los valores de las propiedades cercanas  y del mismo tipo, para estar preparados a la hora de acompañar a un interesado y tener argumentos para defender un respectivo precio.

 

2. Revisa tus documentos

Al momento de decidir la venta de una propiedad, es de suma importancia tener toda la documentación en regla de al menos los últimos 10 años, pues no hacerlo, puede retrasar la transacción e incluso, generar gastos adicionales al tener que invertir en ella. Se deben tener las escrituras anteriores, dividendos y contribuciones al día, ratificar si el hipotecario sigue vigente o fue alzada, no tener embargos ni posesiones efectivas pendientes y transparentar las ampliaciones realizadas, entre otros aspectos.

La compra de una propiedad se concreta con la firma de la escritura de compraventa ante notaría y es derivada posteriormente al Conservador de Bienes Raíces para el registro de inscripción sobre el bien raíz. Estos registros son públicos y pueden consultarse para cualquier propiedad en Chile, sin embargo, una vez transcurrido un año desde la firma, la notaría deriva la copia de la escritura al archivo judicial, donde se almacenan todas las copias de escrituras de un distrito.

 

3. La imagen sí importa:

Actualmente gracias al alcance de Internet, los buscadores on line y portales especializados son la primera opción de búsqueda para la compra y venta de propiedades, los cuales ofrecen una amplia exposición inmobiliaria ante potenciales compradores.

Para que nuestra publicación sobresalga entre el resto, es de suma importancia contar con buenas fotografías y videos, pues esto agiliza el trabajo al momento de captar la atención. Del mismo modo, debemos resaltar de forma precisa y atractiva las características de la propiedad y su entorno en la descripción.

El metraje de la propiedad puede resultar decisivo en la toma de decisión y puede obtenerlo de forma fácil y gratuita en la página del Sistema de Impuesto Interno (SII) con un Certificado de Avalúo Fiscal Detallado.

4-. Arréglala y sácale partido.

Muchos vendedores dudan a la hora de hacer mejoras antes de poner su propiedad en el mercado, como cambiar las alfombras o las encimeras, porque creen que el comprador querrá elegir su propia decoración.

Pero según nuestra experiencia, los compradores quieren, con frecuencia, mudarse a casas ya listas para vivir. “La mayoría quieren tener que hacer solo mínimos cambios y mejoras”.

El objetivo es obtener el mejor precio por tu propiedad.

Estos son algunos consejos prácticos para lograr el resultado deseado con poco esfuerzo:

  • Pon orden. Vas a tener que ordenar. Despiadadamente y cada rincón.
  • Guarda tu colección de gatos chinos. Los compradores deben ser capaces de verse a sí mismos viviendo en la casa, por lo que debes eliminar tus objetos personales.

Esto incluye fotos familiares, baratijas, colecciones, trofeos y esa pila de zapatos de niños en la entrada, etc.

  • Prepara el escenario. Si buscas en internet, encontrarás muchos consejos sobre cómo preparar tu casa para mostrarla: dónde colocar los muebles, la mejor forma de iluminar una habitación o cómo crear un rincón de lectura en una esquina rara.

De paso, cambia esa alfombra vieja y usada, pero elige otra neutral de colores claros.

  • No olvides los armarios. Si ordenas poniendo cosas en los armarios, es que no has entendido bien: los compradores van a examinar hasta el último rincón.

“¿Cuántas veces hemos abierto puertas y se han caído cosas?” Piensa en tus zonas de almacenamiento como pequeñas habitaciones de tu casa y ordénalas también.

Conviene pensar en el gusto de los demás, más que en el propio, a la hora de arreglar la casa para la venta.

  • Mírala desde fuera. Las primeras impresiones lo son todo, así que mira de forma crítica tu casa desde fuera. “Hemos visto cómo un poco de paisajismo impresiona a los compradores”, nos cuenta César Barros nuestro CEO.
  • Limpia, limpia, limpia. Puede que tu casa sea un sueño minimalista, pero si hay una capa de polvo, los compradores potenciales se darán cuenta. “La casa debe estar inmaculada”.
  • Utiliza tu nariz. Una vez hayas ordenado y limpiado, huele. ¿Huele bien tu casa? Un mal olor desanimará al comprador aunque la casa sea espectacular. Recomendamos que hagas algo de café en grano antes que lleguen las visitas!!
  • Deshazte de los olores a mascota y añade aromas atrayentes: hornea, enciende velas o deja fuera una tarta recién hecha. “El viejo cliché de cocinar pan o comprar flores funciona”.

 

5-. Controla tus gastos

Ten cuidado y no gastes demasiado. Puede ser que no recuperes los gastos de renovación si gastas en cosas que los compradores de tu zona no quieren. Ponle un precio adecuado. Lo que pagaste por tu casa cuando la compraste es irrelevante. Puede que el mercado haya cambiado desde entonces, junto con el valor de tu propiedad.

Si le pones un precio muy alto, mantendrás el cartel de “SE VENDE” durante meses. “Muchas veces vemos que los propietarios sobrevaloran sus casas”. “Nuestra casa es nuestro castillo, pero solo porque pensamos que es la mejor propiedad en el mercado, no todo el mundo va a estar de acuerdo”, indica Barros.

6. Busca ayuda profesional

La comunicación con los potenciales compradores resulta fundamental desde el primer contacto, pues debemos transmitir seguridad y que el posible comprador se sienta cómodo durante la visita.

Se debe ser un poco flexible y tener la capacidad de negociación en caso de ser necesario, ya que el precio puede subir o bajar según la demanda o interés que se demuestre hacia tu propiedad, adicional a esto se debe conocer qué tipo de trámites serán necesarios tras el cierre de la venta, qué documentos solicitar a nuestro comprador.

Siempre será útil buscar apoyo y asesoría profesional con expertos del área. Hay también otras opciones, para los más urgidos en la venta en la que compañías especializadas compran tu vivienda en tiempo récord, sin embargo todo dependerá de tus necesidades y tiempo disponible para ello.

Una compraventa dura al menos 90 días, siendo una transacción que implica varios cambios personales, económicos o de otro ámbito, por lo que es muy importante realizar un acuerdo claro y seguro.

 

Escribenos, tenemos experiencia en todos los pasos anteriormente señalados, ya que hemos ayudado a cientos de familias en este proceso. Un gran equipo trabajará contigo para que esta tarea, sea todo un éxito.